Fotografo de niños Gijon, Oviedo, Aviles, Asturias, fotografia infantil, comuniones » Blog de fotografía infantil de Esther Cossío

Instagram: documentando tu día a día

Todavía recuerdo mi primer móvil con cámara, aquel Nokia 7650 allá por 2003. El comercial que me lo vendió me dio el argumento definitivo para comprar lo que me parecía una tontería supina: “es una estupenda libreta de notas, le haces la foto a algo y no lo olvidas nunca”. Y caí, cómo no iba a caer, infeliz de mí, si me gustan los botones en las cosas más que a un tonto un pan 😛  Desde entonces han pasado por mis manos toda una serie de móviles con su correspondiente cámara, cada una haciendo mejores fotos que la anterior.

Y de repente llega el maravilloso mundo de las aplicaciones móviles. Aplicaciones que te permiten retocar esas fotos hasta convertirlas en pequeñas obras de arte al tiempo de pasar un rato divertido y entretenido. Efectos, tonos, recortes, texturas, marcos, cosas que ya no se me ocurre hacer en mis fotos profesionales, pero que a esa pequeña escala me parecen todo un ejercicio de visión fotográfica y de creatividad. Y aquí es donde entra en juego Instagram.

Hace año y medio largo que utilizo Instagram en mi móvil y sólo puedo decir que me encanta. A estas alturas no creo que quede mucha gente que no la conozca aunque sólo sea de oídas, pero, os contaré que es una aplicación / red social, a través de la cuál puedes compartir las fotos que haces con el móvil con la gente que te sigue. Como en otras redes sociales, tienes seguidores y gente a la que seguir. A los efectos y demás que he mencionado antes, en el caso de Instagram hay que añadir la obligatoriedad de encuadrar en formato 1:1, o sea, cuadrado, lo que ya añade un punto más a ese ejercicio visual que os comentaba antes.

Composición de tres imágenes de Instagram

Aunque los usé al principio, los filtros que incorpora Instagram en su interfaz no terminan de convencerme, la verdad. Así que lo que hago es editar las fotos con otras aplicaciones que son específicas para edición, como Camera+,  Snapseed y Dramatic B&W, y luego las subo a Instagram ya editadas. Esta parte es para mí lo más divertido. Las pequeñas aplicaciones móviles consiguen resultados fascinantes como podéis ver en estos “antes y después”:

Composición de dos fotos de Instagram antes y después Composición de dos fotos de Instagram antes y después

Instagram es además un espacio fantástico para proyectos personales como nos demuestra Cleateclea en sus viajes en metro con sus hijos, o Víctor Suárez en sus recorridos por la geografía asturiana, o Susana Barberá en su fotografía callejera en blanco y negro, o, ya fuera de nuestras fronteras, Jack Hollingsworth  en su “iphoneography”.

Pero todo tiene cabida en Instagram. Aunque muchos seguimos la norma no escrita de “sólo fotos de móvil” y “sólo formato cuadrado”, lo cierto es que muchas otras personas suben fotos de su trabajo profesional, o en el formato de la cámara porque realmente la creatividad no tiene límites.

Para mí Instagram supone también un pequeño registro de mis actividades diarias. Como el móvil siempre va conmigo, cualquier momento es bueno para hacer una foto de ese café tan decoradito que te han servido, del peázo tarta que te estás zampando o de la florecita tan bonita que hay en el bordillo de la acera por la que paseas.

Composición de varias fotos de Instagram

Los que nos dedicamos profesionalmente a la fotografía damos mucha importancia a nuestro equipo, por supuesto, pero como la fotografía en realidad es una máquina del tiempo, lo importante es no olvidar que la mejor cámara siempre será la que llevas encima en ese momento (*)

Uy, casi se me olvida. Ahora que Instagram nos permite ver en el explorador nuestros perfiles y las fotos que hacemos ¿os apetece echar un vistazo al mío? Aquí! 😉

(*) Esta frase es del fotógrafo Chase Jarvis

COMPÁRTELO EN FACEBOOK|SÍGUEME EN TWITTER|67,79,78,84,65,67,84,65,32,67,79,78,77,73,71,79OGIMNOC ATCATNOC|Sígueme en Pinterest
  • 28/11/2012 - 15:01

    Elbereth - Desde luego lo que nos distingue es ese “Je ne sais quoi”, que hace que las personas brillen por méritos propios. Sólo he leído la primera entrada y ya identifico que eres tú. Esa falta de rigidez y dogma con respecto a cómo o con qué tomar las fotos y esa alusión clara al “alma” de las fotos, reconociendo que en muchos casos es una forma de plasmar instantes robados al paso del tiempo. Me chifló la frase de Chase Jarvis, con la que estoy plenamente de acuerdo. Cuando llegue mi bebé, si es que algún día tiene que llegar, ya sé quien le va a hacer su reportaje.ReplyCancel

    • 28/11/2012 - 19:47

      Esther - No te quepa duda, querida Elbe, será un bebé muy especial para mí, preciosa 🙂ReplyCancel

Tu email nunca será publicado Los campos marcados con asterisco son obligartorios *

*

*

T w i t t e r
F a c e b o o k
G o o g l e +