Fotografo de niños Gijon, Oviedo, Aviles, Asturias, fotografia infantil, comuniones » Blog de fotografía infantil de Esther Cossío

La máquina del tiempo

¿Quién no  ha deseado tener una máquina del tiempo para volver atrás y cambiar lo hecho o para ver cómo eran las cosas en el pasado? Vale, también sería interesante ver el futuro, pero entonces parte de la gracia de la vida se perdería 😉

De lo que no nos damos cuenta es de que ya poseemos esa máquina, e incluso la llevamos encima a diario (en cualquier móvil): la cámara fotográfica.

¿Que no nos lleva muy lejos y no nos permite intervenir? Vale, lo admito, pero me concederéis que enseñar a nuestros hijos la cara de sus bisabuelos no tiene precio.

Cuando tenga hijos y sobrinos, aunque no tendrán la suerte de conocer a sus abuelos sí podré enseñarles lo guapos que eran y, alrededor del álbum familiar, contarles la apasionante historia de su vida, que, en definitiva, es el origen de la suya.

“Jaime, no sólo te llamas como tu abuelo, sino que has heredado sus espesas cejas y su inteligente sentido del humor”

“Elsa, ¿ves de dónde vienen tus verdes ojos? Que síii, fíate de mí, eran verdes :)”

Fotografía antigua en blanco y negro de hombre y mujer

Uno de los muchos momentos de mi infancia que recuerdo con cariño es estar mi hermana y yo sentadas en el sofá mientras mi madre planchaba (mi hermano acaba de descubrir las chapas y andaba disputando su liga casera en el campo de fútbol creado con el dibujo escocés de la colcha de su cama), mirando su álbum de boda.

Llenas de curiosidad le preguntábamos:

“¿Y quién es la que baila con papá? La hermana de la Tata. ¿Y dónde vive? En Madrid ¿Vive con la Yaya? Noo, viven en casas distintas. ¡Ah! ¿Y está lejos Madrid? Pues un poquito… ¿Estaba rica la tarta de boda?”… y así hasta el infinito 😉

El único riesgo que, a mi modo de ver, tienen las fotografías, es que al congelar un momento concreto en el tiempo, en cierto modo están manipulando tu memoria, de tal manera que a veces no sabes si recuerdas algo porque pasó o porque lo tienes en la foto. Pero ¿acaso eso tiene importancia? Porque en realidad lo que están haciendo es proteger ese momento del olvido, no sólo mío, que lo viví, sino de los que vengan, que tendrán pruebas de que existió.

Dicen que en los incendios o inundaciones lo primero que la gente intenta salvar, después de a las personas, es sus fotografías. Yo, desde luego, lo haría.

Será porque hoy, como todos los años en esta misma fecha, me hago un poco más vieja, pero cada vez me pasa más que viendo cosas como ésta…

Fotografía antigua de abuela con sus tres nietos

… se me llenan los ojos de lágrimas.

No les neguéis a vuestros descendientes el placer de conocer vuestra vida, vuestra historia. Haced fotos, haceos fotos, dejad que os hagan fotos. Es el mejor patrimonio que una familia puede tener.

COMPÁRTELO EN FACEBOOK|SÍGUEME EN TWITTER|67,79,78,84,65,67,84,65,32,67,79,78,77,73,71,79OGIMNOC ATCATNOC|Sígueme en Pinterest
  • 18/05/2011 - 23:33

    Silver Moon - …se me saltan las lágrimas querida paisanuca… qué digo las lágrimas… las lagrimucas!

    Preciosa reflexión, cierto. Tengo que dejar que me hagan más fotos… o mi hijo sólo tendrá fotos suyas … cuando ya no estemos..!ReplyCancel

    • 18/05/2011 - 23:39

      Esther - Efectivamente, Sergio, no puedes consentirlo, hay que construir nuestra propia “memoria histórica” 😉ReplyCancel

  • 10/04/2011 - 14:09

    fini - qué bonito chiquilla!! y si a tu exquisita pluma le sumas mi facilidad de emocionarme….el resultado son unos pedazo de lagrimones! jejeje…pero, merece la pena emocionarse así. Besos salada!ReplyCancel

    • 10/04/2011 - 15:33

      Esther - Gracias, Fini, tú siempre tan cariñosa y amable conmigo, qué suerte de amigas tengo! 🙂 Mil besossss 😉ReplyCancel

  • 31/03/2011 - 21:02

    Noemí - No solo tienes unas fotos buenísimas, es que comentas las cosas de una forma … lo vivimos mientras lo describes ¿has pensado en dedicarte a escribir un libro, con fotos y descriciones tuyas?
    nos encantaríaReplyCancel

    • 31/03/2011 - 21:07

      Esther - ¡Uyss! Qué alegría verte por aquí! Qué cosas dices, Noemí, con lo que mal que me explico, jejejeee 😉 Besitos!!! 🙂ReplyCancel

  • 30/03/2011 - 14:34

    Almu - Jolín ¡qué llorera! Esther. No tienes perdón. Muacs.ReplyCancel

    • 30/03/2011 - 14:36

      Esther - Muacsss!!! 🙂ReplyCancel

  • 30/03/2011 - 09:37

    Gustavo GARCÍA - Me ha gustado muchísimo. Lo he visto a través de TWITTER (soy seguidor tuyo), y he de decirte que sólo por este artículo ya me ha merecido la pena seguirte.ReplyCancel

    • 30/03/2011 - 11:35

      Esther - Gracias, Gustavo! Me da mucha alegría lo que dices, de verdad 🙂ReplyCancel

  • 30/03/2011 - 09:25

    Natan - Lo de dejarme hacer fotos…tienes razón…prometo intentarlo, Esther…no puedo estar más de acuerdo con tus palabras.
    Un abrazo.ReplyCancel

    • 30/03/2011 - 11:34

      Esther - Ay, Natan, no te escondas detrás de la cámara 😉ReplyCancel

Tu email nunca será publicado Los campos marcados con asterisco son obligartorios *

*

*

T w i t t e r
F a c e b o o k
G o o g l e +